16/6/2020 

 https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1592324591913030a9dde0d23428727e5a26aa84bc398a0bd3d44.jpg


 

El diputado Andrés Celis, impulsor de la propuesta, aseguró que todo nació a partir de una sugerencia de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva.

El diputado chileno Andrés Celis (Renovación Nacional) confesó cómo surgió el plan de trasladar desde el vecino país pacientes con COVID 19 para que sean asistidos en Mendoza.

"La propuesta nació como una idea, una sugerencia de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), que fue contando región por región cuál es la cantidad de equipos respiratorios que podían estar siendo utilizados y van proyectando las carencias", explicó Celis, miembro de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, a Cadena 3.

Según Celis, desde la Sochimi indicaron que "era una buena idea" trasladar a pacientes contagiados a las provincias argentinas más cercanas a Chile, siempre y cuándo los gobiernos locales estuvieran de acuerdo. En este sentido, desde el Ministerio de Salud mendocino ya descartaron esa posibilidad.

El plan chileno consiste en que "cuando llegáramos a un colapso, pudiésemos hacer un traslado hacia Argentina" ya que tiene "mayor capacidad en los recintos hospitalarios”, agregó el político chileno, quien mencionó a Mendoza como una de las opciones.

Celis dijo que la propuesta de la Sochimi fue sugerida al gobierno de Sebastián Piñera de manera oficial para "aprovechar las camas que Argentina dispone por estar en cuarentena total" y como una posibilidad ante el colpaso sanitario chileno donde “faltan ventiladores, camas críticas y especialistas”.

El diputado señaló que la ocupación promedio de camas en los hospitales de Chile alcanza el 85%, pero en otras regiones es superior, llegando al 95% en Santiago y al 90% en Valparaíso.

Santiago en hibernación

Tomás Regueira, presidente de la (Sochimi), pidió que la Región Metropolitana entre en "hibernación" por el explosivo aumento de contagios de coronavirus. El especialista admitió que la recomendación es compleja porque "esto tiene diferentes miradas; la mirada social, la mirada económica y la mirada sanitaria, y otras más probablemente".

"Sin mirar los otros factores, yo quisiera que se cerrara el transporte público, que se cerrara todo y que todo Santiago estuviera en hibernación. Eso por dos semanas sin duda permitiría enfriar el asunto, realmente bajar la tasa de contagiosidad y bajar el uso de camas críticas", explicó. Regueira.

"En la práctica las próximas dos semanas van a ser malas y las dos subsiguientes también van a ser muy malas. Estamos en una situación bastante incierta, lamentablemente", agregó.

Por su parte el vicepresidente de la Sochimi, Darwin Acuña, advirtió en radio Cooperativa que "todos los centros de salud están muy colapsados", tanto hospitales públicos como clínicas privadas, por la pandemia de coronavirus.

"Esto está duro", remarcó, pidiendo a la gente de que entienda que "estamos haciendo todo lo posible por aumentar las camas y atenderlos, pero esto se hace cada vez más difícil. Hay mucha ocupación y menos probabilidad de atenderlos". 



print.gif  friend.gif