10/2/2020 

 


 

A 60 días de haber asumido su gestión, el gobernador Rodolfo Suarez, se ilusiona con que en estos días pueda avanzar el dilatado proyecto de presupuesto para el 2020. Si bien por estas horas continuaban las conversaciones con el PJ para avanzar en los consensos, es probable que el miércoles 12 se discuta la pauta de gastos en Diputados y que el oficialismo consiga la ansiada renegociación de deuda de $6.500 millones, más conocido como Roll-over. 

El proyecto de presupuesto 2020 que Suarez pretende tener disponible incluye un pedido de renegociación de deuda de $6.500 millones y otros 300 millones de dólares para obras públicas. Sin embargo, este último punto es lo que más rispideces genera en la oposición. 

"El gobernador va a la Nación para pedir que le refinancien la deuda con Ansés y el Banco Nación porque no las puede pagar y a la par pretende que se le autorice tomar más deuda. Eso no tiene lógica", remarcan desde el sector más duro del PJ provincial. 

Sin embargo, habría un grupo del peronismo que estaría más dispuesto a aprobarle a Suarez la renegociación de la deuda, y por estas horas no cesan las reuniones de los 6 intendentes del PJ y sus referentes en la Legislatura para cerrar una postura. Es más, es probable que en los próximos días el partido emita un comunicado con su posición respecto de los pedidos del gobernador Suarez.

"Si fueran un poco coherentes al menos deberían aprobar el pedido de renegociación que es lo que se le otorgó casi por unanimidad al presidente Alberto Fernández y al mismo gobernador Axel Kicillof", disparan desde el radicalismo provincial. 

En principio, este martes se sacaría el despacho de comisión del proyecto de presupuesto y todo indica que se podría tratar el miércoles. Para eso el oficialismo estaría contando con el respaldo del bloque de Protectora.

La deuda para obras sigue en espera
La mayor discusión entre oficialismo y oposición parece estar en los 300 millones de dólares que Suarez pide para obras públicas. Entre ellas figuran 3 que vienen posponiéndose desde la gestión del ex gobernador Alfredo Cornejo: la planta de gestión integral de residuos sólidos urbanos (GIRSU), la doble vía Junín- Rivadavia y el Acueducto ganadero de La Paz.

En el entorno del gobernador insisten en que aprobar ese endeudamiento "le daría continuidad a la generación de empleo que supone la obra pública" y se quejan de que los cuestionamientos del PJ "no son observaciones de fondo sobre las obras en sí, sino que son sólo peros políticos".

En las filas peronistas insisten en que el endeudamiento pretendido por Suarez es muy alto y abren la posibilidad de que "se discuta obra por obra".



print.gif  friend.gif