18/10/2019 

 


 

El 10 de noviembre los puntanos elegirán intendente y concejales. El Tribunal Electoral Municipal envió una copia a la Casa de la Moneda para hacer la prueba final. 
 
A poco más de tres semanas de las elecciones municipales, la Boleta Única Papel ya está casi lista. Ayer, los partidos políticos que participarán de la contienda electoral del 10 de noviembre —en la que se elegirán intendente y concejales— dieron el visto bueno al modelo que elaboró el Tribunal Electoral Municipal. Este envió una copia digital a la Casa de la Moneda, que emitirá versiones de prueba del sufragio, que tendrán una revisión final por parte de las fuerzas políticas y, así, se imprimirá toda la tanda que se utilizará en los comicios.
 
La audiencia con los partidos políticos fue por la mañana, detalló a El Diario de la República Alejandro Ferrari, vocal del Tribunal y juez de Faltas municipal. “Cada partido prestó consentimiento al armado final”, aseguró. Por la tarde, enviaron el modelo a la Casa de la Moneda, que “a la mayor brevedad posible” enviará copias físicas para una última revisión y aprobación. “El Tribunal llamará a una audiencia para su aprobación  y después se dará la orden para imprimirla”, detalló Ferrari. 
 
El modelo y ubicación de cada partido ya estaban “preaprobados”, aclaró el vocal. Las que se definieron fueron “cuestiones genéricas”, como igualar la calidad de las fotos que provenían de distintos partidos, generar líneas para ampliar un poco más el espacio y una mejor visualización para el elector. Solo el Frente de Izquierda y de Trabajadores-Unidad presentó una sola foto de las tres disponibles en la categoría a concejales, algo que no está prohibido en la ordenanza que regula el sistema. 
 
Una incógnita a resolver era qué iba a suceder con las mal llamadas “colectoras” o, como corrigió el juez, las listas de concejales que adhirieron a algún candidato a intendente. Por poner un ejemplo, Sergio Tamayo, candidato del Frente Justicialista de Todos, tiene su lista oficial de candidatos al órgano legislativo; sin embargo, dos partidos de la alianza de la que forma parte presentaron su propuesta de ediles. Lo mismo ocurre con el candidato Roberto González Espíndola, del Frente Independiente por San Luis, que tiene tres listas de adhesión además de la propia. 
 
El modelo al que accedió El Diario muestra que las listas “oficiales” se encuentran justo al lado de cada candidato a intendente, mientras que las “alternativas” están sin orden alguno, debajo de estas. Tampoco se aclara en esos casos a qué candidato apoyan. “En la boleta no está reflejado, los partidarios de esa lista saben que apoyan a determinado candidato”, justificó Ferrari, quien indicó que el trabajo de informar de la adhesión correrá por cuenta de cada partido. 
 
“El modelo de la colectora no es posible en la boleta porque se hubiera representado las listas de los concejales con la foto del intendente. Habría existido una disparidad para las otras fuerzas que llevaban una sola lista”, remarcó. 
 
El miembro del tribunal quiso dejar en claro que los vecinos deben marcar su preferencia en ambas categorías, tanto a intendentes —que tendrá cinco opciones— como a concejales —con doce—. No marcar una de ellas se computará como voto en blanco en dicho ítem. Y marcar en dos casilleros en una misma columna, se computará como no válido. 
 
Otros detalles a tener en cuenta es que no habrá sobres, sino que la misma boleta de tamaño A3 (43 centímetros de alto por 29,7 de ancho) deberá doblarse en cuatro y depositarse en la urna. Asimismo, el presidente de cada mesa es el único que entregará los sufragios y estos no podrán circular por ningún otro medio. Cada mesa contará con la cantidad suficiente y un extra equivalente al 5 por ciento del total. 
 
Ferrari comentó, a su vez, que recibió respuesta del gobierno municipal sobre los planteos que había hecho el tribunal por la asignación de fondos para costear las elecciones y que lo están analizando.
 
 
 



print.gif  friend.gif