12/10/2019 

 


 

El estudio fue realizado por la Fundación Mediterránea que evaluó el acceso a la información, participación ciudadana y las políticas públicas de 70 municipios de Argentina.
 
Un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea posicionó a Godoy Cruz como el municipio con la administración más "transparente" de la Argentina. Mientras, Guaymallén se ubicó en el lote de las comunas más atrasas en esta materia.
 
De acuerdo con la investigación, los municipios mejor posicionados son: Godoy Cruz, CABA, Ciudad de Córdoba, Mar del Plata, Concordia, Ciudad de Santa Fe, Río Cuarto, La Plata, Rafaela, y Gualeguaychú.
 
En el lado opuesto, con la peor valuación se ubicaron General Acha, Arauco, Tolhuin, Guaymallén, Centenario, Pico Truncado, Valle Viejo, Merlo, Santa María y La Banda.
 
Este no es el primer reconocimiento que recibe la comuna al frente de Tadeo García Zalazar. En 2018 fue elegida dentro de las 15 gestiones más ordenadas del país por el Ministerio del Interior y  meses después recibió una distinción del Gobierno Nacional por la Calidad e Innovación de su administración.
 
Ante la noticia, desde la municipalidad de Godoy Cruz se mostraron satisfechos con el reconocimiento y afirmaron que revela un trabajo "se viene haciendo desde que Tadeo García Zalazar asumió en 2015. Adecuando normativas y procedimientos internos para hacer una gestión abierta y transparente de cara al vecino".
 
La  transparencia, según Fundación Mediterránea, se engloba dentro del más amplio concepto de gobierno abierto en el que se haga hincapié en el acceso a la información, participación ciudadana en diseño e implementación de políticas públicas y colaboración entre los diversos actores (administraciones públicas, sociedad civil y sector privado).
 
El trabajo se realizó analizando 52 indicadores de transparencia en sitios web gubernamentales, para conocer la posición relativa de 70 municipios de Argentina, respecto de otras administraciones.  Se tomaron en consideración los 3 municipios más poblados de cada provincia - según el Censo Nacional 2010 – y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
 
Según se desprende del estudio, los resultados obtenidos a nivel provincial, demostraron que existe una marcada disparidad entre las diferentes localidades del país, con significativas oportunidades de mejora.
 
A nivel general, Mendoza obtuvo el puesto número 7 tomando un promedio de sus 18 departamentos. Logró 59 puntos sobre 100. (Siendo 0 el de mayor nivel de transparencia y 100 la peor evaluación).
Las conclusiones 
 
Para desarrollar el estudio se tuvieron en cuenta la participación ciudadana. En este sentido, se determinó que son pocos los municipios que poseen instancias participativas directas de la sociedad civil, como son los laboratorios de ideas, presupuestos colaborativos, u otras iniciativas.
 
Asimismo se concluyó que los municipios que conforman las capitales de las provincias de Argentina poseen transparencia favorable en materia de información general del municipio, como también en lo que respecta a los órganos de gobierno, aunque en una escala menor.
 
También se observó una relación directa entre transparencia gubernamental y cantidad de habitantes en los municipios, y también entre transparencia y grado de desarrollo económico local. Para municipios con desempeño medio-bajo, el resultado observado resulta dispar.
 
 
En todo el país no se vio una tendencia clara en cuanto a la publicación de las actas de sesiones legislativas, como tampoco en lo que respecta a procesos de licitaciones, concursos y contratos públicos en todo su desarrollo.
 
En cambio sí se percibieron líneas de acción concretas, variando de acuerdo al diagnóstico de cada municipio, contemplando listar los trámites disponibles, compleción de formularios digitales, descarga de cedulones, pagos digitales, seguimiento de expedientes o consultas y reclamos, según cuál sea el caso.
 
En algunos municipios, la información no se encontró directamente disponible, pero existen canales para solicitarla a las entidades de gobierno. Si bien esta situación es preferida a la desinformación, se recomienda migrar hacia mecanismos de consulta que reduzcan (o eliminen) las interacciones innecesarias entre el sector público y la ciudadanía.
 



print.gif  friend.gif