10/7/2019 

 


 

En las provincias más grandes el descenso se modera y llega al 20%. El desplome refleja la brecha de precios cada vez más grande que hay con la súper.   

La brecha de precios entre las naftas premium y la súper se ensanchó en los últimos dos años. Actualmente, en promedio, hay unos seis pesos de diferencia en el valor de estos dos tipos de combustibles. El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines de San Luis, José Gianello, dijo que en San Luis esto implicó una contracción en las ventas de las variedades de mayor octanaje que llega al 40 por ciento. Sin embargo, subrayó que en otras provincias el descenso en la demanda no es tan pronunciado. Atribuyó este fenómeno a una conjunción de factores, entre los que están las costumbres de los clientes locales, el marketing y el mayor mercado existente en las jurisdicciones más grandes.

Gianello explicó que a nivel nacional las ventas de naftas premium reflejan un descenso que se ubica entre un 15 y un 20 por ciento. "Igual bajó el consumo, porque la gente empieza a privilegiar cargar un combustible más barato. Pero este fin de semana largo noté que la gente de afuera sigue eligiendo los productos premium", indicó. 

Agregó que la última suba de combustibles, que se hizo a principios de este mes, del 2,5 por ciento para la nafta y de un 1,75 para el gasoil, obedece fundamentalmente al reacomodamiento de las cargas impositivas. "La otra vez que incrementaron los impuestos internos fueron absorbidos por las petroleras y en este último ajuste se reacomodó lo que no se había recibido los meses anteriores", afirmó.

Sin embargo, y pese al panorama económico desalentador, Gianello subrayó que en un encuentro energético realizado hace unos días en Mendoza los estacioneros dijeron que no creen que haya más aumentos, por lo menos hasta octubre, ya que el precio "estaría estabilizado" y sería suficiente para mantener la estructura de costos de las estaciones. "Igual, nunca se sabe", deslizó.

Ola polar sin cortes al GNC

Por la ola de frío, la semana pasada en la ciudad de La Plata 25 estaciones de GNC se quedaron sin cupo para expender este combustible a raíz de una restricción aplicada para preservar el consumo domiciliario.

Gianello precisó que en San Luis hace tres años que no hay cortes al GNC, pero recordó que esto si ocurrió en el pasado "un montón de veces". 

"Es normal que cada vez que hay una ola polar no alcance el gas para el suministro de las estaciones. Igualmente depende de las zonas y de la distribuidora. En nuestro caso en particular no nos viene pasando hace tres años, incluido este", señaló.



print.gif  friend.gif