| Argentina
Noticias Cuyo
Seguinos en:
Facebook   Twitter
     
Hora en Mendoza:
El Tiempo en Mendoza El Tiempo en San Juan

Portada Economía Politica Paseos y Placeres Departamentales Internacionales Cultura Tecnica y Ciencia Deportes

El gobernador de San Pablo se hartó de Bolsonaro y deja de girar recursos a Brasilia

 El gobernador de San Pablo se hartó de Bolsonaro y deja de girar recursos a Brasilia

 

Joao Doria, gobernador del estado más rico de Brasil, anunció que a partir de este lunes dejará de girar los recursos de impuestos al Tesoro Nacional. Crecen las versiones de impeachment a Bolsonaro.

El gobernador del estado de San Pablo, Joao Doria, anunció este lunes en conferencia de prensa que suspende los pagos "de todos los recursos" que debe girar al gobierno federal, como una medida extrema ante la durísima pelea que mantiene con el presidente Jair Bolsonaro, por su inacción ante la crisis del coronavirus. 

La medida casi sin antecedentes, se suma a las crecientes versiones de destitución de Bolsonaro que ya acumula 15 pedidos de impeachment por su desmanejo ante la pandemia. De hecho, esta tarde llamó la atención que convocó a una conferencia de prensa en la que finalmente no se presentó y fue asumida por funcionarios de segunda línea que ante la tercer pregunta sobre las medidas para enfrentar la pandemia y sin nada claro para contestar, la suspendieron en medio de un escándalo.

LPO ya reveló que en el propio gabinete de Bolsonaro no entienden qué busca el presidente con su comportamiento errático ante la crisis y las peleas que desata con los gobernadores, que son los que luchan en la primera línea de la pandemia.

Bolsonaro criticó a los gobernadores por tomar medidas para contener el coronavirus

La falta de rumbo del Bolsonaro es tan evidente que este lunes, a contramano de las medidas proactivas que está tomando el mundo, emitió un decreto autorizando a las empresas a suspender personal por cuatro meses y ante las protestas lo suspendió horas después. Se suma a esta situación la cuarentena obligatoria a la que fue sometido el poderoso ministro de Economía, Paulo Guedes.

Doria anunció que suspende de manera inmediata la transferencia de recursos al Tesoro Nacional, que asciende este mes a 240 millones de dólares; pero que alcanzará a fines de julio casi 1.500 millones. 

En es clima caldeado, Doria anunció que suspende de manera inmediata la transferencia de recursos al Tesoro Nacional, que asciende este mes a 240 millones de dólares; pero que alcanzará a fines de julio casi 1.500 millones. Corresponde a la renegociación de la deuda paulista con el Estado nacional. "Esos fondos irán en su totalidad para la salud pública. Se trata de salvar vidas y espero que el gobierno nacional así lo entienda". La resolución de Doria contó con el respaldo judicial del ministro de la Corte Suprema, Alexandre de Moraes.

Para su gobierno, "San Pablo concentra más de un cuarto de la población nacional y 70% de los infectados por el nuevo virus en todo el país". Subrayó que la pandemia "afecta al mundo de manera avasalladora", lo que exige "medidas drásticas e inmediatas, con un aumento muy significativo de los gastos en salud pública para evitar el colapso en la atención de los pacientes". En la cita con la prensa, sostuvo con énfasis: "Una de las soluciones es realizar más testes del virus". A partir del miércoles, una red de 17 laboratorios se ocupará de esos exámenes. Dependen de la Universidad de San Pablo (USP) y tienen el apoyo del famoso Instituto Butantan.

Desde este sábado San pablo aplicó una cuarentena obligatoria. En la imagen un homeless con barbijo lee en una desierta avenida Paulista.

El compromiso es realizar 2.000 pruebas diarias, que tendrán como prioridad las personas que manifiesten algún síntoma de la enfermedad. Insistió que la orientación paulista es "hacer test, más test, más test. Esa es la orientación de la Organización Mundial de la Salud" para enfrentar el Covid-19. Doria, que gobierna un estado de 45 millones de brasileños, que representa prácticamente un cuarto de la población nacional, indicó que uno de los pabellones del Hospital de Clínicas será transformado en "un centro exclusivo para atender pacientes infectados con el coronavirus. Empezará a funcionar este viernes y suma 900 camas de terapia intensiva".

El gobernador paulista, quien el viernes determinó la cuarentena en todo el estado a partir de mañana -a imagen y semejanza de lo hecho por el presidente Alberto Fernández en Argentina-, actúa en disidencia con el presidente Jair Bolsonaro, a quien considera ineficiente en esta crisis sanitaria.

El jefe de Estado brasileño había firmado esta mañana un decreto donde legalizaba, por cuenta de la ley de calamidad pública, la suspensión por parte de las empresas de sus trabajadores, a lo largo de cuatro meses, sin pago de salarios. La medida generó reacciones adversas en todos los niveles, desde el Congreso hasta el sistema judicial. Fue tan masiva la contrariedad que el propio Bolsonaro decidió echarse atrás y eliminó del decreto el artículo que autorizaba a no abonar las remuneraciones.

El presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia (DEM-RJ), considero que ese decreto había nacido "rengo". Y añadió: "Tenemos que hacer otra cosa". Para que un decreto como éste sea válido es preciso que el Congreso lo apruebe dentro de los 120 días. Bolsonaro defendió, antes de retroceder, que semejante disposición era fruto del "trabajo de semanas" de su equipo ministerial. "Estamos haciendo lo posible. No nos da para ir más allá". Sostuvo, en esa línea, que "los empleos en Brasil están siendo exterminados, especialmente aquellos que viven de la informalidad. Esas personas no tienen como sobrevivir más que tres o cuatro días sin su fuente de sustento".

Cuando los periodistas le preguntaron por qué había puesto su firma en una resolución tan criticada. El presidente replicó: "Es una manera de preservar empleos y permite suspender trabajadores sin que estos pierdan el puesto de trabajo. Nadie está echando a nadie". En su visión, las cuarentenas decretadas por los gobiernos de San Pablo y de Río, resultan un "remedio excesivo". De tal suerte, subrayó, que "el efecto colateral es más dañino que el virus". Insistió: "No podemos alentar el pánico, que también es una enfermedad más grave que la provocada por el virus". Como ya es habitual en sus declaraciones, Bolsonaro volvió a criticar a las autoridades de gobiernos estaduales que "están tomando medidas que conducen al desempleo"

print.gif friend.gif
Share |

Escribir un comentario

  
ser-mujer-300x700-1.gif
Noticias Cuyo

Terminos y Condiciones Contacto

Powered by Yanasu S.A. | Eurofull MendozaLineas-IPMendoza en la Web