| Argentina
Noticias Cuyo
Seguinos en:
Facebook   Twitter
     
Hora en Mendoza:
El Tiempo en Mendoza El Tiempo en San Juan

Portada Economía Politica Paseos y Placeres Departamentales Internacionales Cultura Tecnica y Ciencia Deportes

Los proyectos que buscan reducir el uso de plástico en Mendoza

 

 

En la provincia existen tres iniciativas que tienen la finalidad de disminuir la cantidad de basura que se genera, además de otras regulaciones estatales que ya se aplican.

Qué hacer con el plástico es uno de los problemas en común que están teniendo las ciudades a nivel global en la actualidad, debido a la cantidad de basura que genera y el tiempo que tarda en degradarse. Si bien reciclar es una de las soluciones, la alternativa que puede tener más efecto en el tamaño de la basura es reducir el uso.

En Europa, por ejemplo, los mismos consumidores organizan boicots contra las empresas que generan este material en exceso. Mientras tanto, Buenos Aires prohibió hace un mes el uso del sorbete, uno de los productos más rechazados por los ecologistas, que incluso cuenta con su propio hashtag: "#MejorSinSorbete".

Mendoza cuenta con tres proyectos en la Legislatura que buscan reducir los objetos plásticos que estén diseñados para desecharse luego de un único uso, como bolsas, vasos y demás. Por otra parte, existen iniciativas municipales y una ley provincial para disminuir la utilización de estos materiales.

¿Cómo reducirlo?

En general, las iniciativas locales apuntan a tres acciones concretas: prohibir la utilización de plástico de único uso, incentivar a los comercios a dejar de utilizarlos y proveerlos al público; y concientizar a la población sobre los problemas que genera este material en el medioambiente y el por qué debe reducirse.

En el caso del proyecto de la diputada Cristina Pérez, que busca puntualmente la reducción del uso de sorbetes y vasos plásticos o similares, uno de los objetivos es establecer campañas de difusión pública sobre los efectos nocivos que tienen estos objetos en el medio ambiente. También se establece elaborar programas en conjunto con la Dirección General de Escuelas, para que se incorpore la temática en las currículas de nivel primario y secundario.

Las medidas concretas para garantizar la reducción en la entrega y expendio de sorbetes sería responsabilidad de la Secretaría de Ambiente, mientras que los comercios que adhieran al programa de reducción recibirían un estímulo para hacer efectiva la medida.  

"En promedio, cada mendocino descarta casi un kilo de basura domiciliaria por día: al menos 2 mil toneladas de desechos son retiradas de los hogares por parte de los diferentes municipios. En el caso de los sorbetes y vasos, se descartan tanto en los hogares como en la vía pública", explicó la diputada, agregando que la problemática ambiental se hace notoria en las acequias, ocasionando atascamientos e inundaciones.

Por su parte, la diputada Analía Jaime propone la reducción progresiva del plástico de uso único, estableciendo el plazo de un año para que comience a implementarse la reducción de uso y distribución. "Se trata de platos, bandejas, sorbetes, copas, cubiertos y todo lo que se diseñó para ser utilizados única vezy luego tirarse", explicó la legisladora.

"El proyecto también incluye a los municipios: cada uno deberá tomar medidas para llevar a las empresas a cambiar en este sentido", añadió Jaime. "Es decir, desde el Estado se regula, para que el empresario modifique y el usuario termine comprendiendo el problema y utilizando una alternativa".

Para lograr esto último se contempla el "Manual de alternativas y buenas prácticas", que se diseñará para su difusión digital y contendrá los lineamientos para la concientización de los ciudadanos sobre la importancia de la reducción de consumo, las alternativas disponibles y los peligros de la producción de desechos que generen pasivos ambientales.

Finalmente, el senador Mauricio Sat planteó prohibir a partir del 2023 el uso, distribución, comercialización y entrega de estos elementos descartables de único uso que estén compuestos en su totalidad por cualquier variedad de plástico. A partir del 1 de enero de ese año, cualquier objeto de este tipo deberá estar fabricado con al menos un 50% de sustancias biodegradables, según plantea el proyecto.

La iniciativa señala que, a partir del 2030, el 100% de estos elementos deberá ser biodegradable. La sanción para quienes incumplan será de una multa y el decomiso de los objetos.

"La Ley Provincial 5.961, de Equilibrio ecológico y desarrollo sustentable del medio ambiente, plantea que es un requisito ineludible para el Estado la aplicación de principios de política ambiental que tengan por objeto la preservación del ambiente en todo el territorio de la provincia", argumentó.

"El plástico no es inherentemente dañino, es una invención del ser humano que ha generado beneficios significativos para la sociedad, pero que las industria, los gobiernos y la sociedad lo han transformado en un desastre ambiental para el planeta", agregó Sat.

print.gif friend.gif
Share |

Escribir un comentario

  
ser-mujer-300x700-1.gif
Noticias Cuyo

Terminos y Condiciones Contacto

Powered by Yanasu S.A. | Eurofull MendozaLineas-IPMendoza en la Web