| Argentina
Noticias Cuyo
Seguinos en:
Facebook   Twitter
     
Hora en Mendoza:
El Tiempo en Mendoza El Tiempo en San Juan

Portada Economía Politica Paseos y Placeres Departamentales Internacionales Cultura Tecnica y Ciencia Deportes

Estudiantes del Normal fueron restringidos a expresarse a favor del derecho al aborto

 

Por Penelope Moro (Comunicadora Social) 

En la previa al histórico debate parlamentario sobre la legalización del aborto, estudiantes de la secundaria pública “Normal Tomás Godoy Cruz” de Ciudad se vieron impedidos de realizar un pañuelazo en apoyo a la iniciativa. Minutos antes, un grupo de compañeros que rechaza el proyecto había podido manifestarse con sus pañuelos celestes en total tranquilidad. Lo más curioso, según la denuncia pública del Centro de Estudiantes y algunos docentes, es que la vicedirectora que reprimió las expresiones argumentó que “las manifestaciones ideológicas en la escuela” están “prohibidas por un nuevo Código de Faltas emitido por la Dirección General de Escuelas” que no existe. Ya fuera del horario escolar, los adolescentes lograron realizar una sentada y levantar en alto sus pañuelos verdes.

El martes antes al mediodía, un día antes de esta histórica fecha para la Argentina, llegó a Va Con Firma Mendoza una denuncia de un grupo estudiantes del Normal Tomás Godoy Cruz sobre lo que estaba ocurriendo en esos momentos en el establecimiento. No se les permitía realizar su último acto de apoyo al aborto legal de cara a la votación parlamentaria de este miércoles, mientras que el grupo de alumnos “pro vida” había podido manifestarse un rato antes sin sufrir represalias.
 
La represión a la libertad de expresiones a favor del derecho a decidir surgió de parte de la máxima autoridad que se encontraba en ese momento a cargo de la escuela, la vicedirectora, nueva en su cargo, Elina Giunta. En concreto, Almendra Zárate, presidenta del Centro de Estudiantes, contó a este diario que ellos habían hecho la convocatoria el día anterior a un pañuelazo durante el segundo recreo del martes.
 
Llegado el día, los estudiantes que se oponen al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, realizaron su manifestación con los pañuelos celestes en el primer recreo. Durante el lapso de clases, Giunta comunicó en las diversas aulas que estaban prohibidas estas expresiones. “Nosotros seguimos adelante con la idea de hacer el pañuelazo en el segundo recreo porque nos basamos en la Ley de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (N° 26.061) que en su artículo 2° y 3° establece que nuestras opiniones y demandas tienen que ser atendidos por los adultos”, explicó la estudiante.
 
“Cuando sonó el timbre del segundo recreo nos empezamos a juntar para hacer el pañuelazo en el patio. Ahí llegó la vicedirectora muy enojada y nos dijo que nos iba a sancionar, empezó a pedirnos los nombres y a amenazarnos con amonestaciones a los gritos”, continuó su relato.
 
Tras esta reacción de la segunda autoridad los chicos desistieron de hacer el pañuelazo pero se ubicaron todos juntos bajo una galería con sus pañuelos verdes atados en manos y cuellos. Los chicos cuentan que Giunta volvió más enojada aún y redobló las amenazas bajo el argumento de un nuevo código de faltas emitido hacía días por la DGE que, según dijo, prohibía toda expresión ideológica en los establecimientos.
 
“Fue ahí cuando un profesor intervino y le preguntó el nombre y número de esa resolución. La vicedirectora no quiso responderle”, comentó la entrevistada y agregó que los estudiantes también querían saber más sobre el supuesto código pero no obtuvieron respuestas, solo amenazas de ser sancionados y gritos de parte de Giunta.
 
El profesor se puso un pañuelo verde en su cuello, en apoyo a los jóvenes, y le señaló a la vicedirectora que estaba incurriendo en un grave   acto de represión a la libertad de expresión de los estudiantes. La ira de la vicedirectora fue en aumento, por lo que los estudiantes retornaron a sus clases tratando de encontrar tranquilidad.
 
“No sabemos bien qué pasó en la Dirección, algunos profesores nos contaron que fueron varios los docentes que comenzaron a pedirle explicaciones a Giunta sobre el código de la DGE y la doble vara para permitir que algunos sí se expresen, como los pro vida, y quienes defendemos el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, no podamos hacerlo. Pero al rato, ya cerca del final del turno de clases nos retiraron del aula por una presunta amenaza de bomba que había llegado a la escuela”, continuó su relato Almendra.
 
Cuando este tipo de hechos sucede, y que es algo muy recurrente en la escuela Normal, los estudiantes y los docentes son evacuados hacia las afueras del establecimiento. Pero, lo que le llama la atención a los chicos, es que esta vez se lo ubicó en un playón interno donde toman sus clases de educación física. Allí esperaron sentados hasta que tocara el timbre de salida, una vez que ocurrió esto, los estudiantes lograron realizar el pañuelazo que tanto habían defendido. Tanto como el derecho de las mujeres a decidir.
 
Cero códigos
Va Con Firma Mendoza se comunicó con la vicedirectora Elina Giunta para que de sus versiones de lo ocurrido. La docente se limitó a reconocer que dicho código no existe y a evadir responsabilidades, argumentando que el director Luis Nimes es quien debía dar explicaciones.
 
A su vez, el director, dijo a este medio que carece de total conocimiento sobre la existencia del código que reprime expresiones de parte de la DGE y que al no haber presenciado los hechos no podía dar mayores explicaciones. Lo que sí aseguró fue que a lo largo del año los estudiantes han podido manifestarse con total tranquilidad sobre el tema del aborto.
 
“Somos el futuro”
Son alrededor de 70 estudiantes los que se han organizado en la escuela Normal Tomás Godoy Cruz en torno al derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Almendra contó que han participado en diversas actividades extra escolares para informarse de la temática y que defienden el derecho por tres razones primordiales:
 
“Primero porque es un tema de salud pública, no queremos que haya más muertas en la clandestinidad. Segundo porque es un tema de justicia social, sabemos que todas las mujeres que deciden no continuar con un embarazo que no desearon recurren al aborto, pero se salvan las que pueden pagar a un médico para intervenirse, las pobres mueren o quedan con graves secuelas. No podemos creer que se valore más a un embrión que a la vida de una mujer, no vamos a dejar que las religiones pasen sobre la ciencia que ya consagró que el feto no es persona. Tercero, porque somos el futuro y entendemos que el aborto existió, existe y existirá. Deseamos decidir sobre nuestros cuerpos y no que nos impongan la maternidad”.
 
Hoy, a lo largo del día, Almendra Zárate y todos sus compañeros que entienden la necesidad de que se legisle sobre una realidad que ya existe estarán acompañando en la Plaza Independencia la vigilia parlamentaria a la que convoca la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito desde las 14. 

Va Con Firma

print.gif friend.gif
Share |

Escribir un comentario

  
ser-mujer-300x700-1.gif
Noticias Cuyo

Terminos y Condiciones Contacto

Powered by Yanasu S.A. | Eurofull MendozaLineas-IPMendoza en la Web